martes, 15 de julio de 2008

Joncaria Moscat Barrica 2003

Vino: Joncaria Moscat Barrica 2003
Origen: D.O. Empordà (Girona, Catalunya, España)
Productor: Pere Guardiola
Variedades: 100% moscatel de alejandría
Alcohol: 12.5% vol
Precio: Entre 7 y 10 euros
Enlace de la bodega: www.pereguardiola.com
Más información: Vendimia manual. Corta maceración en frío previo despalillado de la uva. Sangrado del mosto flor, la fermentación se realiza lentamente a baja temperatura (15-16 grados) en barricas de roble francés Allier de 300 litros. La fermentación alcohólica termina a finales de octubre dando el inicio a la crianza sobre lías finas que se prolongará hasta los últimos días del mes de marzo de 2004. Embotellado a primeros de mayo.

No hay lugar más antiguo en la Península Ibérica donde se cultive la vid que en la actual Girona. Hace más de 2.500 años que los griegos pisaron sus costas y trajeron las vides para hacer de la viticultura una manera de vivir y de entender la vida. Desde entonces la elaboración del vino es parte ineludible de la cultura local.

La reconversión emprendida por la D.O. Empordà no se limita únicamente al cambio de nombre. Sobretodo se observa en la renovación de usos adoptados por sus viticultores, que personalmente creo que son de lo más interesante y merecen de nuestra confianza. En el campo de los tintos se ha optado por las variedades internacionales (cabernet sauvignon, merlot, syrah) obteniendo vinos de bella factura, algo tánicos en sus primeros años pero con una magnífica capacidad de madurar en botella y pulirse. Hasta aquí todo correcto, salvo que se están echando a perder las tradicionales "garnachas" locales y unas "cariñenas" excepcionales y sin parangón que podrían dar vinos enormes. Enmedio de este desierto hay que agradecer la labor del Grupo Oliveda que sigue produciendo un superlativo monovarietal de "carinyena" bajo el nombre de Finca Furot; un tinto crianza de 18 meses en barrica que no hay que perderse, por menos de 6 euros y que pasa por ser de las últimas 100% cariñena producidas en nuestro país, y si contáis cuántas se elaboran os daréis cuenta que muy pocas .

Sin embargo, lo que rodea a la producción de blancos debe ser medido con otra vara. La apuesta de las bodegas se ha centrado en buscar un modelo propio, original, que refleje la personalidad de sus viñedos y sus variedades. Afortunadamente no ha cuajado la manida fórmula de producir blancos fermentados en barrica, principalmente de "chardonnay" sin nada que aportar y que podrían ser elaborados en cualquier otro lugar del mundo (y seguramente mejor). El buen hacer de estos agricultores ha optado por centrarse en vinos más interesantes, elaborados en su mayoría con "garnatxa blanca" que proporciona un perfil muy fresco y ligeramente vegetal. También se han realizado algunos ensayos para recuperar variedades locales casi desaparecidas. Ejemplos de esta labor son el Masia Carreras, un blanco fementado en barrica, que incluye unas inéditas "carinyena blanca" y "carinyena rosada" junto a un pequeño porcentaje de "garnatxa rosada", así como el recién estrenado Perafita Blanc, un blanco elaborado con un 91% de "picapoll".

Resulta curioso el lugar que ocupa la variedad "moscatel" en todo este asunto. Tradicionalmente ha sido destinada a la elaboración de mistelas, y en este rincón del país incluso menos, pues se ha optado de forma mayoritaria por las garnachas (blanca, tinta o rosada) como base para los dulces, tal y como sucede un poco más al norte en Banyuls o Maury. En estos últimos años unas cuantas bodegas han optado por vinificar en seco la "moscatel" y los resultados les están dando la razón. Los caldos muestran una inesperada capacidad de envejecimiento con un perfil elegante, que va ganando en complejas notas minerales y de hidrocarburos, alejadas de los auvados de los que hace gala esta variedad. Si hay interés en profundizar un poco más es necesario probar el Flor d'Albera fermentado en barrica, siempre que lo puedas encontrar, lo que no es nada fácil.

Nota de cata:
Dorado viejo, con cierta sensación de grosor, brillante con pequeños precipitados.

Nariz de fuerte intensidad con un marcado carácter de la crianza (tostados suaves, torrefactados) y profusión de elementos reducción. Sobresalen unas sugestivas notas de ceras, incienso, membrillo, acacia, junto con una fruta blanca madura. De fondo aparecen toques de hidrocarburos, minerales, a las que se van sumando anises, cereales, heno seco... Ha sabido envejecer con mucha elegancia. Conjunto lleno de detalles. Diferente.

En boca es grueso, de entrada suave y pulida, todo muy integrado. Hay una interesante cantidad de fruta blanca madura y pulpa reducida, con una suave acidez que aporta elegancia a un conjunto plenamente acoplado. Siguen las notas de ceras, con un desarrollo en botella muy interesante. Está en un momento dulce, casi a punto de comenzar a echarse a perder pero aún no, muy interesante.

Nota personal: 15.5/20
Relación calidad precio: Muy buena
.

2 comentarios:

Adictos a la Lujuria dijo...

Nos apuntamos Joncaria Moscat Barrica 2003. Para finales de septiembre tenemos preparada la próxima visita oficial de Adictos a la Lujuria a tierras ampurdanesas y una de las visitas es al municipio de Capmany, donde se encuentra Pere Guardiola, así que todo puede ser que aprovechemos y la visitemos( Oliver Conti, Jaume Serra).

Os hemos agregado a los "Blogs y páginas recomendadas de Adictos a la Lujuria"., así que os seguiremos ahora que sabemos donde encontraros.

Un saludo

SensePresses dijo...

Sí. Este Joncaria es un vino interesante.

Yo lo probé hace algún tiempo y es un buen ejemplo de los vinos de l'Empordà con barrica.

El Flor d'Albera también lo he probado un par de veces y me gusta más. Está mejor ensamblada la fruta con la madera. Para mi gusto, en el Joncaria se nota demasiado los aromas secundarios.

Saludos,

T'agrada el vi ? Envinats