viernes, 31 de octubre de 2008

La Garriga Blanco 2007

Vino: La Garriga Blanco 2007
Origen: D.O. Empordà (Girona, España)
Productor: Castillo Perelada
Variedades: 50% carinyena blanca, 35% chardonnay, 15% sauvignon blanc
Alcohol: 12.6% vol.
Precio: Entre 17 y 20 euros
Enlace de la bodega: www.castilloperelada.com
Más información: Uva de la finca La Garriga, en Mollet de Perelada. Vendimia manual. Fermentación en barricas de 225 litros a baja temperatura y posterior crianza de 10 meses en barricas de roble húngaro, americano y francés Allier con battonage periódico. Producción limitada a 1.970 botellas.

Castillo Perelada es una de esas pocas bodegas que sabe combinar inteligentemente la producción masiva de vinos comerciales con la elaboración de pequeñas joyas que se salen de lo habitual. Para ello no ha escatimado en gastos y poco a poco ha ido recuperando variedades autóctonas e introduciendo de forma experimental algunas foráneas. Hasta el momento conocíamos la colección de Ex Ex (Experiencias Excepcionales) y La Garriga, un monovarietal de "samsó" (cariñena tinta) que ha descubierto esta variedad a muchos de los que la calificaban de inexpresiva y de idónea tan sólo para aportar color a los ensamblajes de variedades nobles.

La Garriga Blanco es el primer vino no tinto de gama alta de la bodega. No es el primer vino español elaborado con "carinyena blanca" pero sí que es el que va a tener más atención pública por poco que se lo propongan sus elaboradores. En un post ya publicado, sobre el Domaine des 1000 Roses Carignan Blanc 2006 ya comenté algunos ejemplos de lo que puede dar esta variedad en el norte de Cataluña y en la provincia francesa del Languedoc-Roussillon. Me gusta la filosofía de Castillo Perelada pero en lo referente a este vino debo introducir algunos matices. Creo que la autenticidad de este vino debería jugarse en el terreno varietal y desgraciadamente ese 50% de "chardonnay" y de "sauvignon blanc" oscurecen una "carinyena blanca" que no acaba de expresarse. Creo que si hubieran sustuido la "carinyena" por "xarel·lo" o "garnatxa blanca" habrían obtenido un producto muy semejante al que tenemos entre manos. Todavía estamos ante un blanco fermentado en barrica que necesitará unos años para redondearse en botella. Por el momento está algo desdibujado pero pinta buenas maneras.

Nota de cata:
De color dorado pálido, muy limpio y brillante, reflejos dorados y verdosos, sin apariencia de grosor.

Nariz de buena intensidad, inicialmente marcado por una barrica que aportan nota dulzonas y suaves ahumados (frutos secos, lías finas) que impiden una mayor expresión frutal. Necesita un rato de aireación para abrirse mostrando recuerdos de fruta exótica (lichis, piña), auvados, melocotón. Alegre y expresivo.

En boca es de medio cuerpo. Sorprende por una correcta acidez y frescura cítrica que contrasta con el aporte del roble, todavía no integrado en el conjunto. En general se trata de un producto cuidado, con gran equilibrio y suavidad. Hay notas cítricas, anises estrellados y mucha fruta tropical. Sabroso pero carente de personalidad diferenciada con otros productos similares. Se bebe con facilidad.

Nota personal: 15/20
Relación calidad precio: Mejorable
.