viernes, 16 de enero de 2009

Gran Feudo Rosado Criado Sobre Lías 2007

Vino: Gran Feudo Rosado Criado Sobre Lías 2007
Origen: D.O. Navarra (Navarra, España)
Productor: Bodegas Julián Chivite
Variedades: tempranillo, garnacha, merlot
Alcohol: 13.5% vol.
Precio: Entre 6 y 7.5 euros
Enlace de la bodega: www.bodegaschivite.com
Más información: Vendimia mecánica realizada a partir del mes de septiembre. Elaborado según el método tradicional de lágrima o sangrado obteniendo el mosto por gravedad sin ningún sistema de escurrido. Posterior crianza sobre sus lías durante 6 meses en depósitos de acero inoxidable a temperatura controlada haciendo battonnage semanales hasta el día de su embotellado, todas las botellas de una sola vez. Producción limitada a 39.864 botellas. Sale a la venta a partir del mes de mayo.

Siempre es de agradecer la aparición de un rosado en el mercado y más aún si detrás de él se encuentra el buen hacer de la gente de Chivite. La nueva propuesta de esta bodega es un rosado criado sobre sus lías que acaba por completar la gama de rosados de la casa, junto al joven Gran Feudo Rosado y el recién aparecido Chivite Colección Crianza Rosado en su primera añada del 2004.

Nos encontramos con un vino lleno de personalidad y diferenciado del resto de rosados navarros de garnacha. Para ello se ha renunciado a la desbordante carga de fruta roja que habitualmente hace gala su hermano menor, el Gran Feudo Rosado, para ofrecer mayores cuotas de complejidad derivadas de su media estancia en contacto de las lías. Una propuesta arriesgada y fuera de lo común que tiene pocos equivalentes en el mercado nacional. No lo veo indicado como aperitivo y todo hace pensar que estamos ante un vino perfil gastronómico, con capacidad para aguantar cualquier tipo de comida. Ha acompañado un especiado Thali indio (con unas picantísimas lentejas con guindilla rojiza) sin problemas y supongo que ofrecerá parecidos resultados con comida asiática o mejicana. Sabroso, original, aunque no se trata de un rosado fácil de beber. Creo que mejorará si lo guardamos en buenas condiciones los próximos 6 a 12 meses. Un rosado de calidad a buen precio que a momentos parece penalizar por algo de rusticidad (¿primera añada?). Da la sensación de no haber desplegado todavía sus virtudes y prometer una entrada de verano realmente espectacular. Habrá que esperar pero la cosa pinta bien...

Nota de cata:
Color salmón marronoso-piel de cebolla, casi frambuesa claro. Brillante con reflejos anaranjados y cobrizos, gruesas lágrimas.

En nariz inicialmente con gran potencia, muy presentes las notas de crianza con lías finas que podrían llegar a confundirse con un paso por roble viejo (salvo en la ausencia de tostados). Encontramos recuerdos de levaduras, coco rallado, fruta muy madura, piel de cítricos (naranja, lima), flores marchitas. En muchas cosas parece un blanco criado en barrica. Con mucha personalidad.

En boca se muestra muy grueso, corpulento, cremoso, maduro, con una muy buena acidez pero sin basar su personalidad en el frescor ni en la acidez. Equilibrado, sabroso, con suaves notas amargosas junto a los recuerdos de lías, diferente. Final más que correcto y amplio con esas suaves notas cítricas a piel de naranja, muy curioso.

Nota personal: 15.5/20
Relación calidad precio: Muy buena
.