martes, 13 de enero de 2009

Tselepos Amalia Brut

Vino: Tselepos Amalia Brut
Origen: Peloponeso (Arcadia, Grecia)
Productor: Domaine Tselepos
Variedades: 100% moschofilero
Alcohol: 12% vol.
Precio: Entre 12 y 15 euros
Enlace de la bodega: www.tselepos.gr
Más información: Viñedos con suelos arcillosos ubicados en la finca de Perpatiara, en las faldas del Monte Parnon a una altitud superior a los 750 metros. Vendimia temprana efectuada por medios manuales para obtener un bajo grado alcohólico del vino base, 10 grados aproximadamente. Uso del "méthode tradicionelle" para la segunda fermentación en botella. Crianza en rima durante un mínimo de 24 meses. Producción limitada a 25.000 botellas

El Peloponeso es el corazón de Grecia y representa por sí mismo un país dentro de otro país. Las primeras referencia a la tradición vinícola de este amplio territorio son de Homero quien en la Iliada elogiaba sus viñedos denominándolo como Ampeloessa, la "abuntante en vinos". Tras la construcción a finales del siglo XIX del Canal de Corinto, que une por vía fluvial el Mar Egeo al Jónico, la Península del Peloponeso se separó formalmente de la Hélade, la Grecia continental, y se convirtió tal y como profetizaba su nombre en isla, en la isla de Pélope, el Peloponeso. Está considerado como el granero de Grecia con una tremenda producción de productos agrícolas como el trigo, las olivas de mesa, aceites de oliva y los tradicionales vinos de la región.

El enólogo greco-chipriota Yiannis Tselepos es la cabeza visible de esta bodega además de liderar un reducido grupo de enólogos pioneros (junto a George Skouras o Paris Sigalas) del movimiento conocido como Renacimiento del Vino Griego. Entre este grupo de jóvenes vignerons helenos se ha destacado por la constante reivindicación en recuperar las uvas locales y en especial la "moschofilero" como base para los blancos de calidad de la región. Su trayectoria abarca ya tres décadas dando inicio tras la invasión de Chipre en 1974 por parte del ejercito turco y la obligada emigración a Francia dónde realizaría sus estudios de enología en la Universidad de Dijon. Al finalizarlos estuvo en diversas bodegas de la Borgoña trabajando hasta principios de los años 80 cuando decidió trasladarse a Grecia para aplicar las técnicas vinícolas aprendidas. Desde ese momento ha participado en todas las vendimias griegas, al principio como enólogo a sueldo y posteriormente en su propia bodega.

En 1989 se estableció definitivamente en el actual Domaine Tselepos junto a su esposa. La ubicación de los viñedos se seleccionaron meticulosamente a las afueras de la diminuta población de Rizes, en las faldas del impresionante Monte Parnon (Parnón Oros), cerca de la antigua ciudad de Tegea. Los viñedos están ubicados dentro de un ecosistema único, a una altitud de 750 metros con unos inviernos muy fríos y veranos cálidos. Los viñedos se caracterizan por unos suelos pobres y pedregosos, y especialmente por la inconfundible arcilla roja "marca de la casa", que imprime de personalidad a todos sus vinos; unos suelos escogidos por su reconocida capacidad para producir vinos de calidad. En la actualidad controla entre 25 y 30 hectáreas de viñedos propios que se beneficia de la fuerte insolación de la región, lo que asegura una buena maduración de los fruto. En estos rojizos viñedos se cultiva principalmente la "moschofilero" con la que se elaboran dos blancos secos muy frescos, uno de ellos fermentado en barricas de roble francés. También se trabajan pequeñas parcelas de "agiorgitiko", "cabernet sauvignon", "merlot", "gewürztraminer" y "chardonnay".

La bodega Tselepos está localizada en la antigua región de Tegea, en la provincia de Arcadia, a unos 14 kilómetros de la ciudad de Trípoli junto a la desastrosa carretera que conduce a Astros. El edificio principal configura una moderna instalación inspirada en la arquitectura local y dotada de las más modernas técnicas de vinificación, generalizando el uso de los depósitos de acero inoxidable para todos sus vinos. En sus alrededores se encuentra un extraordinario legado histórico y paisajístico que hacen de la visita a Tselepos una parada obligatoria a cualquier viajero interesado en el vino, como la visita a los templos de la diosa Atenea o el templo de Dionisio en la localidad de Mantinia. Y es que según la mitología clásica, el área en el que se encuentra el Domaine Tselepos, incluyendo la zona sur del Monte Parnon, constituyen los dominios del antiguo dios Pan quien acompañaba a Dionisio en sus celebradas bacanales. Asimismo es en este área donde se puede encontrar las poblaciones de Doliana, Kastri y Agios Petros.

El espumoso de hoy es un homenaje a la esposa de Yiannis, Amalia Tselepos, quien comparte su pasión por el vino desde los inicios de la bodega. Para su elaboración se ha optado por la variedad estrella de la región, la "moschofilero". Se trata de una uva gris, a medio camino entre el tinto y el rosado que vinificada en blanco, sin contacto con los hollejos, produce un vino base pálido, de baja graduación, perfumado y que en muchas cosas recuerda a la clásica "moscatel" (Μονεμβασία), uva nativa del sur del Peloponeso en la isla de Monemvassia. Junto con el Ode Panos Brut de Spiropoulos constituye la mejor opción a la hora de probar espumosos griegos de calidad. La refrescante acidez de la "moschofilero" lo alejan del prototipo de blanco espumoso mediterráneo. Tan recomendable como difícil de encontrar.

Nota de cata:
Dorado pálido, reflejos verdosos y dorados, desprendimiento medio con una burbuja media en rosario formando espuma en el borde.

Nariz de buena intensidad, con predominio de las notas de fruta fresca (manzana verde, pera limonera), bollería, con un suave fondo anisado y a levaduras (marchitos, tostados suaves). Hay una buena cantidad de notas perfumadas a pétalos y toques melosos que ganan en profundidad al ir respirando el vino.

En boca es fresco y vivo gracias una vivísima acidez. Amplio, elegante y levemente especiado, con un toque de dulcedumbre general que hace pensar en un nivel de azúcar algo más elevado de lo habitual. Con síntomas de calidad y complejidad. Buen espumoso griego.

Nota personal: 14/20
Relación calidad precio: Correcta
.