miércoles, 25 de junio de 2008

Viña Salamanca 2007 Rosado

Vino: Viña Salamanca 2007 Rosado
Origen: Vino de la Tierra de Castilla y León (Salamanca, España)
Productor: Bodegas Valdeáguila
Variedades: 65% rufete, 35% tempranillo
Alcohol: 13.5% vol
Precio: Entre 3 y 5 euros
Enlace de la bodega: www.valdeaguila.com
Más información: Rosado de lágrima elaborado con el método tradicional de "sangrado". Producción aproximada de 28.000 botellas.

La Sierra de Francia es una preciosa comarca al sur de la ciudad Salamanca. Se trata de una zona montañosa perteneciente al Sistema Central que rompe con el seco paisaje de la meseta salmantina. Posee un clima benigno, de carácter mediterráneo, con veranos secos y estaciones de tránsito templadas, lo que ha permitido desde la antigüedad la dedicación de sus gentes a la agricultura. A pesar de la limitación de la producción impuesta por el paisaje agreste, destaca el cultivo de la aceituna y la elaboración de aceite de oliva. Existen algunos ejemplares de olivos "cornicabra" y "manzanilla" que pueden llegar a superar los 1000 años. También se ha hecho famoso el cultivo de unas cerezas autóctonas de alta calidad, de la familia garrafal, que nada tienen que envidiar a las extremeñas del Valle del Jerte.

La producción del vino ocupó buena parte de la mano de obra local hasta después de la guerra civil española. Al fuerte éxodo migratorio hacia las grandes ciudades hay que sumar el tipo de propiedad y cultivo de la zona que no favorecieron la concentración: pequeñísimas explotaciones de cultivo intensivo, en zonas aisladas y montañosas. La desaparición del campesinado dejó abandonados los terrenos donde se cultivaban las variedades tradicionales, principalmente la "rufete". Durante años los antiguos viñedos en bancales sobre laderas graníticas a la largo de los valles fluviales del río Alagón fueron perdiéndose.

No sería hasta principio de los años 90, con la aparición de los tintos "Tiriñuelo" de la Cooperativa San Esteban de la Sierra, que la industria del vino volvería a renacer. Años después, la Bodega Valdeáguila se erige en ejemplo para toda la zona gracias a la recuperación de los viñedos históricos ubicados en la Sierra de Francia. Su apuesta por la calidad será una constante desde sus inicios. Para ello contrataron al enólogo catalán Joan Milà, responsable de los vinos de "Mas Comtal", "Maius" o "Vall de Baldomar". La mano de este enólogo ya se puede apreciar en un curioso caldo llamado "Alagón", en un tinto de corta crianza (50% tempranillo, 50% rufete) y en un blanco sencillo y fresco que en muchas cosas recuerda a las verdejos de Rueda.

Y es que la inquietud por mejorar parece haberse instalado en la provincia de Salamanca, y por extensión en toda la región leonesa limítrofe con Portugal. En los últimos tiempos han aparecido nuevas bodegas en la zona de Arribes como "Viñas del Cambrico" o "Ribera de Pelazas" que han sabido exprimir sus viejos viñedos de variedades tan poco habituales como la "bruñal", "juan garcía" o "bastardillo" para armar intensos y prometedores tintos. También se han desarrollado iniciativas como la celebración de ferias transfonterizas donde se pueden degustar vinos de Portugal, de Arribes del Duero y de la Sierra de Francia.

Este Viña Salamanca Rosado es uno de los mejores rosados españoles año tras año, y aún más el 2007 que ya se muestra pletórico y diría que por encima de otras ocasiones. Aunque se puede consumir sin problemas desde que sale al mercado a principio de año, necesita unos meses de maduración en botella para aposentarse. Sin lugar a dudas es un valor seguro para este verano que comenzamos. Para exprimir al máximo su potencial aromático es aconsejable no servirlo excesivamente frío.

Nota de cata:
De color frambuesa claro, levemente yodado en el borde.

En nariz es muy expresivo, con notable intensidad. Hay aromas fragantes de flores y pétalos que aportan sugestivas notas de dulcedumbre, casi lácteas, en las que aparece una fruta roja madura sin llegar a la sobremaduración ni aportando un ápice de calidez (sandía, granada, cereza en licor). Conjunto de calidad, muy agradable, amplio, perfumado con sensaciones de fruta de hueso (cerezas, nísperos), personalísimo y de gran finura.

En boca es suave, lleno, afrutado, con una buena acidez junto a notas amargosas sabrosas. La fruta es madura, la misma que hemos visto en nariz, con notas de "chuches ácidas", fresa ácida. Respecto a las primeras veces que lo probé, a principios de años, ahora se muestra más maduro y hecho, en un momento excelente de consumo.

Nota personal: 15/20
Relación calidad precio:
Excelente
.