martes, 24 de junio de 2008

Viña Alarba Pago San Miguel 2004

Vino: Viña Alarba Pago San Miguel 2004
Origen: D.O. Calatayud (Zaragoza, España)
Productor: Bodegas y Viñedos del Jalón
Variedades: 70% garnacha, 30% cabernet sauvignon
Alcohol: 14.5% vol
Precio: Entre 8 y 12 euros
Enlace de la bodega: www.castillodemaluenda.com
Más información: Viñedos con una edad media de 60 años ubicados entre 700 y 1.000 metros de altitud. Parcelas situadas en laderas de pizarra y cuarcita. Vendimia manual, la "cabernet sauvignon" durante la primera semana de octubre y la "garnacha" durante la segunda. Elaboración por separado de los vinos bases hasta el ensamblaje final. Posterior crianza durante 6 meses en barricas de roble francés nuevas.

Que en los últimos años se han puesto de moda los tintos de garnacha es algo que a nadie que se mueva en el mundillo de los vinos se le escapa. Primero fueron las viejas vides del Priorat las que demostraron todo el potencial que se podía obtener de esta variedad. De seguido fueron apareciendo excelentes ejemplos de garnachas en cualquier rincón de España. El incremento de estos vinos de calidad ha conseguido que su demanda se haya multiplicado al tiempo que parece haberse desestigmatizado de la mala fama que los condenaba a graneles de mucho grado alcohólico y color.

Aragón ha sido una de las zonas que más se ha beneficiado de este nuevo fenómeno gracias a unos viñedos viejísimos, con suelos muy pobres, buena parte de ellos con un componente mineral de calidad difícil de encontrar en cualquier otra parte. La D.O. Calatayud ha sabido entender esta oportunidad y se ha puesto a trabajar en ello. En 1999 se creó la principal empresa productora de la denominación, Bodegas y Viñedos del Jalón, participada por las 3 mayores productoras de la región. La marca conocida como "Viña Alarba" representa la gama intermedia de la bodega, entre los vinos de gran producción y los vinos de autor, representados por "Las Pizarras" y "Alto Las Pizarras". Se trata de una gama de vinos de cuidada presentación con una meticulosa selección de los numerosos viñedos de esta enorme empresa y de las vides más viejas. Un marca que sirve de punta de lanza para la exportación al extranjero, principalmente a los Estados Unidos.

Aunque quizás la iniciativa quede algo por debajo de las espectativas, el vino muestra una excelente materia prima pero peca de falta de madurez y de una personalidad definida. Habrá que esperar a nuevas añadas y ver cómo evoluciona esta iniciativa. Por el momento, este "Pago de San Miguel" roza el aprobado y poco más.

Nota de cata:
De color picota granatoso de capa media-alta, borde rojizo algo evolucionado,

En nariz se presenta inicialmente cerrado, predomina una ligera nota amaderada con tostados algo toscos y por definir. Se ha decantado durante un par de horas, lo suficiente para limpiarse. Abunda una grata sensación de fruta roja poco madura junto con aportes cremosos y finos tostados de la barrica (palodul, regaliz, lácteos), notas florales, aromáticas y balsámicas plenamente mediterráneas (lavanda, lilas, ajedrea seca, mejorana) sobre un discreto fondo mineral (pizarra, grafito).

En boca es amargoso, con fruta roja fresca aunque el conjunto peca de tanicidad, necesitado de un par de años de botella para amansarse. Taninos marcados, con fuerte concentración, y una firme acidez. Imprescindible controlar la temperatura de servicio para controlar las puntas de alcohol.

Nota personal: 13/20
Relación calidad precio:
Incorrecto
.