miércoles, 18 de junio de 2008

Libalis 2007 Blanco

Vino: Libalis 2007 Blanco
Origen: Vino de la Tierra Valles de Sadacia (La Rioja, España)
Productor: Castillo de Maetierra
Variedades: 90% moscatel de grano menudo, 5% viura, 5% malvasía riojana
Alcohol: 13% vol
Precio: Entre 4 y 6 euros
Enlace de la bodega: www.castillodemaetierra.com
Más información: Vendimia nocturna efectuada entre las 2 de la madrugada y las 8 con el propósito conservar todo el frescor de la uva. Los racimos se depositan en maceradoras para realizar la denominada criomaceración. Fermentación posterior a baja temperatura en depósitos de acero inoxidable.

Ubicada a escasos quilómetros de Calahorra, en plena Ribera del Ebro, la bodega Castillo de Maetierra es una extensa finca de 350 hectáreas dedicada a la explotación hortifrutícula. 80 de estas hectáreas se reservan al cultivo de variedades de uva blanca, un caso insólito en La Rioja que tradicionalmente ha centrado sus esfuerzos a la producción de tintos finos. Los vinos blancos han sido relegados a los clásicos y escasos reserva (Tondonia, Capellanía), crianzas (Muga, Plácet, Qué bonito cacareaba) o a unos planos y del todo irrelevantes jóvenes de "viura".

Las uvas usadas para elaborar el Libalis 2007 se cuentan entre las primeras vendimiadas en la Comunidad Autónoma de La Rioja. Toda la tecnología utilizada así como los métodos de cultivo va enfocada a sacar la mayor expresión varietal y frescor de sus uvas. Con este fin y con la voluntad de diferenciarse de otros territorios, se ha decidido reintroducir la histórica moscatel riojana (moscatel de grano menudo), prácticamente desaparecido en la actualidad, e imponerla como varietal predominante en todos los blancos de la bodega. Es por ello que se ha optado por las vendimias nocturnas y por el uso de las criomaceraciones y de las fermentaciones en frío.

Lo cierto es que ya comienza a divisarse un sello propio en los vinos elaborados por Castillo de Maetierra, desde los blancos jóvenes hasta los dulces de vendimia tardía y fermentados en barrica. Estamos ante un estilo bien perfilado de blancos afrutados, aromáticos, con un perfil juvenil y fáciles de beber que tienen una buena evolución en copa. Unos vinos elaborados para tener una buena acogida comercial pero que no por ello renuncian a cierta complejidad derivada de una excelente selección varietal. A todo esto, además hay que añadir que se trata de una gama de vinos con un sorprendente relación calidad-precio. El Libalis se comercializa en tienda minorista por unos 4.5 euros aproximadamente.

Vinos de la Tierra Valle de Sadacia
La bodega se funda en 2002 y desde sus inicios impulsa la creación de una designación que ampare sus vinos blancos en un territorio de tintos. Un año después nacen los Vinos de la Tierra Valles de Sadacia, el paso previo a la obtención de la Denominación de Origen. La intención de este proyecto es dotar a la Comunidad Autónoma de La Rioja de una D.O. elaboradora de blancos de calidad, siguiendo el exitoso modelo de la D.O. Rueda y sus frescos Rueda, y la capacidad globalizadora de la D.O. Catalunya que da amparo y sirve de paraguas a todos los vinos y bodegas de esta Comunidad Autónoma.

Todo lo visto hasta ahora implica un cambio de rumbo importante en un territorio tan habituado a la tradición y a "cierto inmovilismo". De entrada, por que se abandona la actual estructura que engloba las comunidades autónomas de La Rioja, País Vasco y Navarra como territorios de producción de la D.O. La Rioja. Y por otra parte, por que al evitar la estricta normativa reguladora se abre el camino a la introducción de nuevas variedades: albariño, verdejo, chardonnay, sauvignon blanc, viognier, riesling o gewürztraminer. En los próximos años seguirán apareciendo nuevas bodegas y nuevas marcas con estas uvas, lo que puede implicar una popularización de vinos blancos a gran escala y una competencia con otras denominaciones especializadas en caldos frescos y aromáticos (Rueda, Penedès, Navarra...).

Nota de cata:
Amarillo pajizo, casi transparente, reflejos verdosos.

Aromas auvados de muy buena intensidad, con una excelente expresión varietal de moscatel de grano menudo. Destacan las notas cítricas muy frescas (ralladura de limón, sorbete, algo de menta fresca) junto a leves notas vegetales y silvestres de fondo. Conjunto armonioso y potente, recuerda a los muscats secos y frescos del sur de Francia.

En boca es grueso y maduro, mucho más de lo que podría llegar a sugerir los aromas frutales y cítricos. Seco aunque aparece un apunte de dulcedumbre matizado por gran cantidad de fruta cítrica (limón, pomelo, kiwi) y algo de hierbabuena que aporta leves notas amargantes muy sabrosas. Final correcto y levemente especiado, conjunto sencillo y efectivo, adictivo. Quizás este algo falto de mayor acidez que elevaría el vino a otra categoría. Con más tiempo el vino se abre hacia notas ahumadas, crema pastelera y mantequilla fresca. Va ganando poco a poco en madurez. Muy agradable.

Nota personal: 14/20
Relación calidad precio: Muy buena
.