martes, 10 de junio de 2008

Barranc dels Closos 2007 Blanco

Vino: Barranc dels Closos 2007 Blanco
Origen: D.O.C. Priorat (Catalunya, España)
Productor: Mas Igneus
Variedades: 50% garnatxa blanca, 30% macabeu, 17% pedro ximenez, 3% muscat
Alcohol: 14% vol
Precio: Entre 8 y 10 euros
Enlace de la bodega: www.masigneus.com
Más información: Viñas con una edad superior a los 50 años. Fermentación en depósitos de acero inoxidable a temperatura controlada. 3 meses de crianza en barricas nuevas de roble francés Allier. Embotellado sin clarificar ni estabilizar por frío.

El éxito obtenido por los tintos del Priorat en los últimos años ha eclipsado el resto de productos que se elaboran en esta comarca de Tarragona: mistelas, vinos rancios, de misa, dulces, blancos, etc. Este reconocimiento ha tenido resultados nefastos en algunos casos, tales como las viejísimas viñas blancas arrancadas en el Celler de Scala Dei tras su adquisición por parte del Grupo Codorniu. Los viñedos fueron replantados con variedades tintas (merlot y cabernet mayoritariamente) desapareciendo el memorable Blanc del Prior. En paz descanse!!!

Pero no todo son malas noticias. Algunos elaboradores no se han dejado llevar por la fiebre del oro -la alta demanda de sus tintos en el mercado internacional- y han apostado por dignificar su cartera de productos con vinos blancos que reflejen el privilegiado terruño prioratino. Entre estas bodegas se encuentra Mas Igneus, proyecto iniciado en 1996 por la familia Albet i Noya junto al ingeniero agrónomo y enólogo Josep Maria Pujol-Busquets. Su propuesta se basa en dos vinos, el FA 104 (un monovarietal de viñas viejas de garnatxa blanca con más de 70 años y una crianza de cuatro meses en barricas nuevas de roble Allier, elaborado según la normativa de agricultura ecológica) y el que tenemos entre mano, el Barranc dels Closos.

Nota de cata:
De color amarillo pajizo, destellos verdosos, prácticamente transparente.

Al abrir se muestra algo esquivo y cerrado, con necesidad de reposo en botella durante unos cuantos meses. Tras una media hora de decantación comienza a expresarse, inicialmente con intensas notas minerales (ozono, tormenta de verano, piedra de río) que van dando paso a fruta blanca madura (peritas, melón) y verde de hueso perfumada (ciruelas claudia), casi acompotada, pura mermelada. La crianza va ganando protagonismo con leves notas glaseadas, chocolate blanco, pan horneado, y unos finos tostados finales.

En boca es más grueso de lo esperado, casi de medio cuerpo. Conjunto cálido y sabroso, con acidez suficiente, lleno, buena expresión varietal de una garnatxa blanca vegetal (hinojo, hierbas verdes) y de la macabeu que aporta una notable cantidad de fruta blanca y apuntes de hueso. Todo esto junto a suaves notas de minerales (¿metalizadas?) que aportan cierta frescura, con una aportación intensa de la barrica. Un blanco más que correcto pero necesitado de guarda para acabar de aposentarse. Formidable para acompañar carnes blancas y pescados al grill.

Nota personal: 15.5/20
Relación calidad precio: Muy buena
.