sábado, 21 de junio de 2008

Santagostino Baglio Soria 2005

Vino: Santagostino Baglio Soria 2005
Origen: I.G.T. Sicilia (Sicilia, Italia)
Productor: Azienda Agricola Firriato
Variedades: 50% nero d'avola, 50% syrah
Alcohol: 14% vol
Precio: Entre 12 y 15 euros
Enlace de la bodega: www.firriato.it
Más información: Vendimia manual a lo largo del mes de septiembre, la "syrah" durante la primera quincena y la "nero d'avola" en las dos siguientes. Fermentación en barricas de roble francés y americano tras lo que se procede a una crianza en las mismas tinas por un periodo de 8 meses.

Firriato es una importante bodega fundada a principio de los años 80. En la actualidad controla más de 300 hectáreas de viñedos en la parte noroeste de la isla de Sicilia, entre las poblaciones interiores de Soria, Guarini, Cuddia y Misiliscemi. La bodega se ubica en la población de Paceco, a las afueras de la ciudad de Trapani, una zona que tradicionalmente se había dedicado a la elaboración de uvas destinadas a los históricos vinos dulces de Marsala. Las variedades más cultivadas de la región son las blancas (grillo, inzolia, catarrato, damaschino) para los denominados "Marsala Oro" o "Ambré", reservando las tintas (pignatello/perricone, nerello mascalese, calabrese/nero d'avola) para los "Marsala Rubí".

La uva "nero d'avola" tradicionalmente ha tenido un protagonismo menor en la región occidental de Sicilia, siendo relegada a un segundo plano al participar de forma anónima en las multitudinarias e impersonales mezclas de caldos bases para la elaboración de los Marsala tintos. Las suaves llanuras de Trapani no parecen ser llamadas a ser los mejores lugares de la isla donde madurar esta exigente variedad local. Y es que Firriato no se ha apuntado a la moda de los nuevos productores de Marsala ni ha querido ubicar sus instalaciones al sur de la provincia de Trapani. Su apuesta se centra en las variedades autóctonas, principalmente en la "nero d'avola" que sirve de base para elaborar sus vinos monovarietales o como apoyo principal junto a aportes de "cabernet sauvignon", "merlot" o "syrah". Además, ha ampliado su gama de productos con marcas que abarcan el resto de denominaciones de origen sicilianas (desde los blancos de Alcamo a los poderosos y contravertidos tintos volcánicos del Etna).

Algo más sobre el Santagostino Baglio Soria 2005
El vino que ocupa este post es un homenaje al Sicilia y a su cultura. El término Santagostino proviene de la Iglesia-Convento de Sant'Agostino, edificio histórico ubicado en la ciudad de Trapani, al noroeste de la isla de Sicilia. Este edificio que sirvió durante siglos como catedral de la ciudad está cerrado al culto desde el año 1908. La edificiación ilustra los estrechos lazos históricos de los pueblos del sur de Italia con la antigua Corona catalano-aragonesa. El rey Fernando III de Aragón lo donó a los padres agustinianos, principales recuperadores e impulsores de las nuevas prácticas vitivinícolas en la isla.

El Baglio es una curiosa construcción típicamente siciliana consistente en un conjunto de casas rurales solidas y bien conservadas unidas las unas a las otras formando una construcción mayor que podría ser considerada fortificada y que cumplía funciones civiles (recolección) y de defensa. La construcción en cuestión esta ubicaba en la Tenute Di Soria, una ejemplar finca en la población de Soria de donde ha tomado el nombre y donde se ubican los viñedos que forman este vino.


Nota de cata:
Rubí oscuro de capa media-alta, brillante, reflejos rojizos y anaranjados, borde granate-marronoso.

Aromas de media intensidad, serio y nada dado a la espectacularidad, aunque aumenta su expresión con más tiempo de apertura. Combina la fragancia floral de una "syrah" muy mediterránea (lilas, geranios) con una "nero d'avola" repleta de fruta roja y negra madura (ciruelas, zarzamoras, frambuesas) y especias. Fondo balsámico, eucaliptus, con aportes minerales muy gratos (arcillosos). La barrica está presente aportando sensaciones de calidad, finos ahumados.

En boca es equilibrado y con mayor concentración frutal y de taninos de los esperado, sabroso. Suave al tacto, casi aterciopelado, con una estructura solida y recorrido ejemplar. Sobresalen los especiados sobre la fruta madura, taninos algo marcados aún por pulir. Persistente, muy rico.

Nota personal: 14.5/20
Relación calidad precio:
Correcta
.